El Piojito de luto, fallece Don Carlos Escobar de un infarto la madrugada de este miércoles

• Durante 55 años llevo alegría y diversión a niños y adultos en el Parque Los Berros; su muerte causa consternación entre sus amigos.

Irineo Pérez Melo.- A consecuencia de un infarto, falleció la madrugada de este miércoles, 14 de diciembre, Don Carlos David Escobar Martínez, fundador y propietario del trenecito “El Piojito”, con el cual durante 55 llevó alegría y diversión a miles de familias y en especial a los niños xalapeños y de otras ciudades que acudieron al Parque Miguel Hidalgo y Costilla, mejor conocido como Los Berros.
Su deceso causó una gran consternación entre quienes lo conocimos, pues su don de gente, hizo ganarse el aprecio de todos, pues su bonhomía fue la característica y que le atrajo la simpatía y el afecto de quienes lo conocieron.
Era común realizar un paseo dominical en el Parque Los Berros, a borde del trenecito El Piojito o recorrer la ciudad en las unidades adaptadas para tal fin y conocer los sitios más emblemáticos de la capital veracruzana, en dónde una grabación indicaba el nombre de la calle y el lugar que se recorría, dando a conocer los hechos o personajes históricos que ahí se suscitaron.


Aquellos que visitaban la capital, además de maravillarse con el trazo citadino, de esta manera conocía la historia de Xalapa y los protagonistas que participaron en su transformación, para llegar a ocupar el lugar que actualmente tiene en el contexto nacional y mundial, tanto en la política, cómo en las artes y la cultura
Con el deceso de Don Carlos Escobar se cierra un ciclo en la historia cotidiana de Xalapa, pues con el trenecito El Piojito, que el mismo tripuló, a su paso generaba un ambiente de alegría, que era compartida por todos, principalmente por los infantes, que de una u otra manera pedían a sus padres abordarlo y ser parte de la comparsa que propiciaba ese ambiente festivo.
Hoy El Piojito está de luto, pues si operador principal ya partió al viaje sin retorno. Los que se una u otra forma convivimos con él nos quedará el grato recuerdo de sus amenas conversaciones y de sus proyectos que no pudieron realizarse, por un lado por la pandemia y por otro, la rigidez de las autoridades en la aplicación de las normas y que impidieron que el servicio turístico que brindaba fuera suspendido, desde el 2020 en el parque mencionado. Descanse en paz y que haya pronta resignación de sus familiares y amigos más íntimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *