Unos 150 mil xalapeños podrían quedarse sin suministro de
agua por el cierre de válvulas de las presad de Alto Pixquiac

• La acción de los manifestantes afecta a toda la zona norte de Xalapa, desde su entronque con Banderilla y toda la zona rural: Ahued.
• Hay voluntad de dialogar para resolver el conflicto; responsables del cierre de válvulas están identificados y la FGE determinará la acción legal, dijo.

Irineo Pérez Melo.- De persistir el cierre de las válvulas de las presas del Alto Pixquiac, ubicadas en el municipio de Las Vigas de Ramírez, podrían quedarse sin agua potable unas 150 mil habitantes de la zona norte de la capital del estado, al no poder suministrar el vital elemento a los tanques de distribución, aseguró el alcalde Ricardo Ahued Bardahuil.
Entrevistado, momento antes de encabezar la ceremonia de premiación del Séptimo Concurso de Cuento Historias de Niñas Extraordinarias, que se efectuó en el patio central de palacio municipal, el edil xalapeño explicó que el caudal que no se suministrará del Alto Pixquiac afectará a varias colonias de la zona norte de la ciudad, desde su entronque con Banderilla hasta la zona rural de la capital veracruzana.
Criticó la acción emprendida por los vigueños porque “el gobierno del estado ha atendido a las comunidades y nosotros estamos en la disposición de resolver sus peticiones, sin embargo, hay consecuencias y protocolos y procedimientos que se tienen que seguir en cuanto a los procedimientos de su resolución”.
Admitió que es un asunto de peticiones que le hacen al gobierno del estado y otras al ayuntamiento, pero para eso son las mesas de diálogo, no la toma de las instalaciones, dejan una concesión que legítimamente tiene el ayuntamiento de Xalapa, donde se paga a las autoridades correspondientes casi un millón de pesos mensuales.
Por estas acciones, dio a conocer que se presentó la denuncia el lunes por la tarde ante la Fiscalía General del Estado (FGE) en contra de quien resulte responsable, por haber tomado indebidamente las instalaciones e indicó que los responsables del cierre de las válvulas están plenamente identificados, porque la acción ejercida es un delito, añadió.
Insistió en que las autoridades municipales están en la mejor disposición de dialogar con los manifestantes y el gobierno estatal, por lo que confió que en breve abran las válvulas y evitar el riesgo de la falta de suministro del preciado líquido a miles de familias xalapeñas.
Señaló que se está viendo a los dirigentes de los manifestantes que ocasionaron este conflicto, para exigir al gobierno estatal la construcción de un camino, por lo que se ha solicitado su intervención porque la CMAS no puede hacer obras en un municipio ajeno, porque se caería en el delito de desviación de recursos.
Por tal motivo, advirtió que su gobierno no caerá en chantajes ni en políticas que esté escondida de solicitudes, por lo que se procedió a interponer la denuncia ante la FGE, la cual se entregó una copia a la Secretaría de Gobierno para que proceda en contra de los responsables y en caso de existir una negociación para resolver este conflicto.
Finalmente, recalcó que de mantenerse la postura de los manifestantes, la autoridad estatal tendrá que proceder y en todo caso, liberar las instalaciones de acuerdo a un procedimiento legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *