Con reforma electoral aprobada por la Cámara de Diputados se volverá al régimen del partido de Estado: Jesús Ortega.

• Se debe fortalecer la izquierda democrática para impedir la pretensión de dar continuidad a su política, señala el exdirigente nacional perredista.

Irineo Pérez Melo.- El sistemático esfuerzo del presidente Andrés Manuel López Obrador por derrumbar el sistema democrático construido por los mexicanos es evidente, por lo que es grave el riesgo de volver al viejo régimen de partido de estado, con las reformas que en materia electoral aprobó la Cámara de Diputados, advirtió Jesús Ortega Martínez, exdirigente nacional y fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
En conferencia de prensa, previo a la disertación magistral que dio sobre Socialdemocracia La Fórmula para Rescatar a México a la que acudieron políticos y académicos de esta capital, el expresidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, dijo que hay suficientes pruebas del comportamiento presidencial, por lo que impostergable fortalecer a la izquierda democrática que le hace falta al país, para impedir su pretensión.
Acompañado de Sergio Cadena Martínez, presidente de la Dirección Ejecutiva Estatal y de militantes distinguidos del partido del Sol Azteca, expuso que el Plan B de la reforma electoral mencionó que algunos puntos fueron introducidos por los aliados de Morena, el Partido del Trabajo y el Verde, cómo condición para aprobarlo.
“López Obrador y los dirigentes de Morena en la Cámara de Diputados le concedieron estás prerrogativas a estos partidos, lo cual nos parece que legislar de esa manera es legislar sobre intereses particulares o partidistas, no en razón del interés superior del país”, abundó.
Esto es delicado, añadió, pero más delicado es que sin fundamento alguno reducen todavía más los recursos al Instituto Nacional Electoral (INE) y para la organización de las elecciones; ya habían reducido en el presupuesto una gran cantidad de recursos al Instituto y ya había dicho su presidente que con esa reducción era muy difícil organizar procesos electorales tan grandes y tan complejos como los que se tendrán en el 2024.
Señaló que esta reducción todavía hará casi imposible que el INE pueda conducir el proceso electoral y tengo la certidumbre que en el fondo eso es lo que plantea López Obrador, cómo no pudo sacar la reforma electoral para apoderarse del INE ahora lo que quiere es impedir su funcionamiento a través de una sistemática reducción de su presupuesto y una sistemática agresión permanente a los integrantes del Consejo General del instituto.
En ese tenor, dijo que es inconstitucional la reforma electoral, vamos a ver qué hace el Senado, pero independientemente de lo que haga y si es aprobado por éste, recurriremos a la Corte para que declare inconstitucional la reforma aprobada por la Cámara de Diputados ordenada por López Obrador.
El exdirigente nacional perredista consideró que para rescatar a México de la grave situación en la que se encuentra inmersa, lo que se tiene que hacer en primer lugar es derrotar a López Obrador y a su movimiento en las próximas elecciones federales.
“No va a prosperar el país si sigue en manos de un gobierno que ha convertido al país en un desastre en todos los sentidos, desde el punto de vista económico, no hay crecimiento de la economía, no hay empleos nuevos, ni siquiera se han recuperado los empleos precios a la pandemia. Hay un deterioro de las condiciones laborales, no hay seguridad social; ha crecido la pobreza, a pesar de tantos Miles y Miles de millones que se han destinado a los programas sociales, que en realidad son programas clientelares”, subrayó.
En ese tenor, dijo que la fórmula comienza con ganarle y derotar contundentemente a López Obrador, quitarle la mayoría simple en el Congreso de la Unión y que no tenga la presidencia de la República y eso lo lograremos con la alianza de las fuerzas opositoras, recalcó.

Con sus corcholatas, AMLO busca imponer un maximato.
Por otro lado, durante su intervención en la conferencia magistral tral que dio sobre Socialdemocracia La Fórmula para Rescatar a México refirió que el país no cambiará si alguna de sus “corcholatas”, cómo despectivamente llama a sus colaboradores el Presidente de la República, eso no sucederá, lo que se va a imponer es un maximato.
“El Presidente no puede remitirse, porque generaría una resistencia casi imparable, pero si pretende imponer un maximato, que exista una o un presidente, pero el que mandé este enfrente, y no va a cambiar la situación si eso se presenta, se va a empeorar, por lo que es urgente cambiar de gobierno y hay que hacerlo porque la situación económica del país está cada vez deteriorándose más”.
Reitero que no hay crecimiento de la economía, no se ha crecido en el PIB al crecimiento que estaba antes de la pandemia y todos pronósticos nacionales e internacionales dan previsiones de un crecimiento inferior al que tenía el país antes de la pandemia, algunos hablan de un crecimiento del 2% de la economía, del 2.1 o el 2.2%, los más optimistas, porque hay otras previsiones que hablan de estancamiento o de retroceso y con un alto porcentaje inflacionario, que es una situación de crisis que va a empeorar la situación que viven una parte mayoritaria de la población, aseveró

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *