DE PRIMERA MANO | Hombres con falda

*La iniciativa de un con iniciativa
*El jalón de orejas
*Citlali Medellín no se deja

Esta semana que hoy concluye estuvo circulando un flyer o cartel denominado “HOMBRES CON FALDA”, con sendos logotipos de la Universidad Veracruzana y de la Facultad de Derecho, es decir una convocatoria oficial, donde dice “La facultad de derecho UV (sic), Campus Xalapa, invita:” para el próximo martes 11 de octubre, donde dice que “la ropa no tiene géneros” y que “no solo (sic) hay que hablar de derechos humanos/¡HAY QUE DEFENDERLOS!. (sic)”, un llamado, pues, para que los varones lleven falda ese día, punto.
Sin lugar a dudas una iniciativa controversial per sé, pero que dada la actual situación de la Universidad Veracruzana, causó molestia –dado que era una convocatoria oficial- entre el claustro de catedráticos, que criticaban que en lugar de tratar los temas realmente importantes, la máxima casa de estudios veracruzana se dedicaba a estas cosas, que sin restarle importancia, pareciera algo banal, pues no hay un sustento de ninguna especie que sugiera otra cosa.
El tema es que el asunto trascendió más allá de la Facultad y llegó a oídos de la Rectoría, donde sabemos De Primera Mano, que salió una llamada a la directora de la Facultad, pues contrario a lo que se había hecho pensar, esta iniciativa no tiene el respaldo de la Universidad, ni siquiera de la Facultad y que los logotipos –cuya regulación para su uso es verdaderamente rigurosa, como corresponde y que además el reglamento universitario contempla sanciones por violaciones en su utilización-.
Pues bueno, luego del jalón de orejas, se dispusieron a indagar de dónde había salido la peregrina idea y resulta que, nos informan, salió de la Coordinación de Acreditación de la Facultad de Derecho, que quedó en manos de Irving Uriel López Bonilla, proveniente del Sistema de Enseñanza Abierta, llevado ahí precisamente por la directora, pero que nunca avisó de esto a nadie, creyéndose, que por ser el consentido de su profesora, podía hacer y deshacer a su antojo.
El escandalito originado por López Bonilla llegó a tal grado que tuvo que modificar la convocatoria, diciendo que son los alumnos quienes invitan, sin embargo, fuentes bien informadas nos revelan que tanto alumnos como académicos de renombre siguen molestos por el mal uso al nombre de la UV, pues la famosa iniciativa NO es de alumnos, sino a título personal, pues al parecer el joven López Bonilla es activista de la comunidad LGBTT+, lo cual –subrayo- no tiene absolutamente nada de trascendente, salvo que se hizo mal uso del nombre de la Universidad Veracruzana y de la Facultad de Derecho.
Hoy no saben cómo solucionar el entuerto, pues a pesar de la apertura, el hecho del mal uso del nombre de la UV es lo que trae encabronado el rector, la cola entre las patas a la directora y despreocupado al autor del desmadre.


El miércoles pasado por la tarde el Ayuntamiento de Tamiahua que encabeza Guadalupe Rodríguez Torres, llamó a sesión de cabildo a las 17:00 horas, urgente, pues; el objetivo fue pedir “autorización” para denunciar a la anterior administración anterior por observaciones en la Cuenta Pública, “por lo que se instruye al síndico a realizar las acciones conducentes ante la Fiscalía General del Estado”; hasta ahí, todo bien.
El maldito “pero” de siempre es que, en primera instancia, el Ayuntamiento no está facultado para tal efecto, las entidades que deben hacerlo son el Orfis y la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, pero bueno, suponiendo sin conceder, que quieren hacerlo para protegerse, pues están muy mal asesorados, y me explico:
Resulta que la administración anterior, encabezada por la actual diputada del PVEM, Citlali Medellín Careaga, llevó, como hacen todas las administraciones salientes, su documentación ante el Ayuntamiento, donde le sellaron de recibido –pero nunca certificaron-, para poder presentar ante el Orfis la comprobación, y asunto terminado, pues en este caso concreto, Citlali tiene toda la información probatoria para demostrar dónde está invertida esa lana observada (poco más o menos 10 millones de pesos).
Sin embargo, la visceralidad con que se conduce –por cuestiones personales- la actual alcaldesa Guadalupe Rodríguez, es tal que no ve más allá de su propia nariz, pues está incurriendo en una ilegalidad y antepone sus intereses personales a los del pueblo tamiahuense.
Esa ilegalidad no se va a quedar ahí, pues será denunciada por la diputada, pues “ella (la alcaldesa) ya cometió un delito y no se vale que por berrinches, caprichos, egoísmos y sobre todo por ignorancia, me haya causado ese daño, (pero) por otro lado, hasta aquí, digamos que ¿a quién tenía yo que denunciar?: era a ella (la alcaldesa) a su tesorero y a su secretario (del Ayuntamiento)”, pero explica que su ignorancia llegó aún más lejos, pues convocó a sesión de Cabildo, “la número 81, del 12 de septiembre” donde les dice “No le quiero certificar a Citlali, pero quiero que todos me firmen. Estoy a favor de que no se le certifique y entonces ahora ya involucró también a los (tres) regidores y está en un acta oficial”, la única que votó en contra es una regidora, la del Partido Verde, y en esa inteligencia, la denuncia también va contra ellos.
Pero la alcaldesa nunca midió el tamaño de sus acciones, pues Citlali es diputada al Congreso del Estado y desde ahí la estará revisando, pues tiene, por ley, acceso a la “información y estoy viendo cómo está administrando y está haciendo las cosas muy mal, pero muy mal”.
“Dijo (Guadalupe Rodríguez) que yo no le había dejado dinero (cuando entró al Ayuntamiento). Claro que le dejamos dinero, dejamos más de medio millón de pesos para que ella entrara y pudiera tener recursos los primeros días y poder operar. Y al pueblo le dice que yo la dejé endeudada. Mentira”.
Por eso, estimado lector, no es sano escupir hacia arriba, por eso es conveniente que si eres ignorante y llegas a encabezar un ayuntamiento, un gobierno, una organización gremial o una asociación civil, te rodees de gente que sepa, no de los que buscan endulzar el oído a su jefe con el canto de las sirenas para operar a trasmano y sea el titular el que dé la cara, haga el rídículo y asuma las consecuencias.
Por vía de mientras, a seguir trabajando. ¡Bien por Citlali!

¡Qué barbaridad!
deprimera.mano2020@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *