Ejidatarios de Atzacan denuncian que por taponamiento de cauce de aguas pluviales sus parcelas y viviendas se anegaron

• Piden reabrir el paso a escurrimientos hacia El Chirimoyo y atender dictamen de Protección Civil, pero no se ha atendido la recomendación.

Irineo Pérez Melo.- Atzacan, Ver.- Habitantes y productores del Ejido de Santa Ana Atzacan denunciaron las afectaciones que han tenido sus parcelas y viviendas por los anegamientos debido a las fuertes lluvias registradas en esta temporada, debido a las obras efectuadas por los escurrimientos provenientes de Mariano Escobedo hacia el Chirimoyo.
Alejandro Pérez Azpiri, asesor técnico de los ejidatarios dio a conocer que las precipitaciones pluviales que se tienen en la zona, se forma un cauce que cruzaba por sus tierras sin afectar sus sembradíos, pero que en el 2020 al taparlo por las anteriores administraciones municipales de Orizaba ahora se enfrenta este problema.
Explicó que incluso se tiene ya un dictamen de Protección Civil del estado dirigido a las autoridades de los municipios de Orizaba, Mariano Escobedo y Santa Ana Atzacan, para que se reabra el paso a los escurrimientos hacia El Chirimoyo, pero hasta el momento no se ha hecho nada.
Señaló que estos escurrimientos no son permanentes, sino que se presentan cuando llueve en la zona y uno de ellos atraviesa Mariano Escobedo y pasa en los límites de Orizaba y Atzacan, y en el lado del cerro está el escurrimiento hacia el vaso regulador de El Chirimoyo, pero que en años recientes se hicieron unas construcciones para tapar el paso.


Desconocemos quien otorgó los permisos de construcción, lo cual originó que se taponara el escurrimiento y formando actualmente una laguna que inunda aproximadamente unas 23 hectáreas de cultivos y unas 30 viviendas y construcciones ubicadas en la zona de anegamiento, terció el comisariado ejidal Eleuterio Flores Tiburcio.
Ahora por las lluvias que se registraron en el presente año, se formó una laguna de aproximadamente siete meses, afectando de manera directa a 23 ejidatarios y a unas 200 familias a quienes se emplean en la siembra y cosecha de los cultivos que allí se siembran.
Por último, solicitó la intervención de los gobiernos federal y estatal y se desbloquee la salida del agua, porque se formó una laguna y haga saber a las autoridades municipales de Orizaba que este problema nos afecta, echándose a perder los cultivos allí sembrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *