Gobierno federal debe poner “candados” a la importación de café a transnacionales

• El café que introducen a México es de mala calidad e impacta en el precio que debe pagárseles a los cafeticultores nacionales: Celis Callejas

Irineo Pérez Melo.- Es urgente que el gobierno federal ponga “candados a las importaciones de café que realizan las empresas transnacionales, por la mala calidad del producto que introducen a nuestro país e impacta en el precio que debe pagarles a los productores del aromático”, aseguró Fernando Celis Callejas, asesor general de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC).
En su participación en la Primera Jornada Informativa y de Análisis Contexto Actual de la Cafeticultura en México, en donde abordó el tema Marco Internacional y Nacional de la cafeticultura en México, retos y perspectivas, el dirigente cafetalero destacó el caso de la Nestlé que importa café muy barato robusta, a precios bajos porque son cafés de baja calidad, los cuales se venden mezclados con saborizantes artificiales, con mucha azúcar, desplazando el producto nacional.
Destacó que estas transnacionales importan más de un millón y medio de sacos en verde y 300 mil sacos en solubles, desplazando el café mexicano arábigo y el consumo en tostado y molido que es superior en calidad.
Dijo que antes se consumía más café soluble, posteriormente surgieron las cafeterías y se favoreció el consumo de tostado y molido, sin embargo, con la pandemia del coronavirus, se regresó al consumo de grano procesado, importado por esas empresas transnacionales.
Ante esta situación plantó la necesidad de revisar las importaciones que éstas hacen, porque el producto que introducen al país es de mala calidad y de muy bajo precio, afectando a los productores nacionales, al enfrentar una competencia desleal.
Insistió en la necesidad de aplicar “candados”, que se constate a través de las revisiones fitosanitarias para que no sea un café dañado, pero sobre todo que se verifiquen los precios, para que no se esté metiendo al país un producto de mala calidad, al tiempo de señalar que estas transnacionales controlan el 70% de la comercialización de la rubiácea.
Al enfrentar esta situación, dijo, el café mexicano se cotiza a precios menores a los de países como Colombia, Guatemala y Costa Rica. “Ese café lo venden entre 80 y 90 dólares el quintal, por arriba de lo tasado por la Bolsa de Nueva York, mientras que el producto nacional se vende en promedio en 42 dólares, arriba de la bolsa.
El argumento que ponen estas empresas, indicó, es porque los productores entregan el café más revuelto, o sea, maduros, más verdes, pasados de maduros, pero ese es el resultado del esquema de compra de las compañías que no pagan la calidad y la diferencia de precio entre el café “prima lavada y “de altura” es muy poca, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *