Con incorporación de la Guardia Nacional al Ejército se profundiza la militarización en nuestro país: PRD

• Es un paso más hacia la destrucción de nuestra vida democrática, dando paso a un régimen autoritario: Sergio Cadena.

Irineo Perez Melo.- La pretensión de incorporar la Guardia Nacional al Ejército por decreto presidencial, además de ser una violación flagrante a la Constitución Política, aumentaría los riesgos de militarizar a México y afectar la vida democrática, dando paso a un régimen autoritario, de imposiciones de un solo hombre y una sola voluntad por encima de los derechos de todas y todos los mexicanos.
Esto lo informó Sergio Cadena Martínez, presidente de la Dirección Ejecutiva Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
En entrevista, el dirigente estatal perredista, luego de manifestarse en contra de esa determinación, porque con ello se “estaría desconociendo el mandato supremo de la Constitución Política vigente y la afectación de los derechos y libertades de las y los mexicanos”.
De manera enfática destacó que el Artículo 21 de la Constitución Política dice claramente que “las instituciones de seguridad pública, incluyendo la Guardia Nacional, serán de carácter civil”. Este texto constitucional fue aprobado por el poder legislativo federal en 2019, durante el gobierno de presidente López Obrador, que ahora pretende cambiarlo.
Expuso que el Presidente tiene la facultad constitucional de decretar los actos de gobierno que sean necesarios, pero no en aquellas acciones que quebranten el mandato de la Constitución Política.
Sostuvo que la percepción personal de AMLO ha cambiado y ha recurrido a las fuerzas armadas nacionales del país, para atender múltiples tareas de gobierno civil como la construcción de un aeropuerto, el control de las aduanas y el acompañamiento del combate a la delincuencia.
“El Ejercito Mexicano tiene importantes tareas como la sobreguarda de la soberanía y la atención de la seguridad nacional, lo que sería altamente riesgoso que ante los fracasos y malos resultados del gobierno federal, el Presidente pronto considere por decreto, responsabilizar al Ejército Mexicano de tareas básicas como la educación pública o la organización de las elecciones”.
“El Presidente ha decidido una ruta que desconoce la Constitución política y que sin lugar a dudas se impugnará ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación” añadió por último.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.