Acusan a funcionaria de la UV Campus Mocambo de participar en
elecciones locales sin solicitar permiso para separarse del cargo

• Exigen al Rector Martín Aguilar tomar cartas en el asunto, porque es un mensaje negativo que la UV manda a la sociedad de permitir estas irregularidades.

Irineo Pérez Melo.- Entre los académicos de la Universidad Veracruzana (UV) del Campus Mocambo hay molestia e indignación al tener conocimiento que la doctora Antonio Barranca Enríquez, contendió como candidata a la Diputación local por el Distrito XIV de Veracruz puerto por la alianza Vamos por Veracruz y no haber solicitado el permiso para dejar su responsabilidad y atender su campaña electoral.
Lo que más sorprendió a los académicos universitario fue el hecho de que la antes mencionada ostenta dos cargos dentro de la Máxima Casa de Estudios, uno en la Vicerrectoría como coordinadora Regional de Desarrollo Institucional y el de coordinadora del Centro de Estudios y Servicios de Salud de la Universidad Veracruzana, en donde siguió cobrando a pesar de estar ya en plena campaña electoral.
Lo anterior lo pudieron constatar en el acta que el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI) levantó ante la solicitud de acceso a la información con folio 300564200023722, a través de la Plataforma Nacional de Transparencia y con el número de oficio DGRH 0999/05/2022 del 1 de junio del año en curso, en donde se da cuenta la no existencia del otorgamiento del permiso laboral para estar en condiciones de igualdad de participar en el proceso electoral mencionado.
“Nos sorprendimos al saber que ella jamás pidió permiso para dejar sus cargos y poder atender su campaña electoral tal como lo constata el acta del IVAI, tomando esto en consideración nos preguntamos qué sucede en la Universidad que permite este tipo de casos”, comentaron los inconformes que pidieron no revelar su identidad.
Además, se preguntan también: ¿qué sucede en la Máxima Casa de Estudios, donde supuestamente están las personas con mayor grado de estudios y, por consiguiente, con conciencia social y ética, qué mensaje manda a la sociedad la Universidad si se entera de estas faltas administrativas y las permite, pero sobre todo que ejemplo les transmite a sus propios docentes y alumnos?
Indicaron que a la sociedad le interesa saber si todos sus funcionarios puede contender por puestos de elección popular y seguir cobrando sin ningún problema, aunque esto vaya en contra de la propia ley electoral, y sobre todo que se utilicen las instalaciones universitarias en labores proselitistas.
Esto sale a colación porque la entonces candidata doctora Antonia Barranca Enríquez, como docente e investigadora de la UV, al parecer utilizó las instalaciones del campus Mocambo Boca del Río para promocionar su candidatura, en los días que se aplicaron las dosis contra el COVID-19 en el mes de mayo del 2021. Ella estuvo allí, hay testigos que podrían denunciar el hecho.
Todo indica que el propio vicerrector de la UV zona Veracruz-Boca del Río, Alfonso Gerardo Pérez Morales (quien ya dejó esa responsabilidad), podría estar involucrado en el hecho, al permitir estas actividades proselitistas es espacios oficiales y utilizando los programas gubernamentales.
A un año nos enteramos que nunca se levantó denuncia por dicho acto ilegal, que según el IVAI nunca se interpuso denuncia alguna en la Contraloría y a pesar de que la funcionaria en ese momento ostentaba dos cargos en el campus Mocambo de Boca del Río de la UV.
En ese tenor, exigieron al rector Martín Aguilar Sánchez, tome cartas en el asunto, ya que su antecesora Sara Ladrón de Guevara, al parecer encubrió a esta funcionaria, al no otorgarle el permiso para separarse de las responsabilidades que tenía, pues durante los meses de mayo a julio del 2021, no hay ningún registro de que se haya otorgado nombramiento a persona alguna para ocupar la coordinación del Centro de Estudios y Servicios de Salud ( CESS) o la de Desarrollo Institucional de la Vice Rectoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.