Por burocracia del gobierno estatal, menor de edad
no es incluido en listado para implante coclear

• Más de 4 años se ha buscado se incluya para recibir este beneficio: Susana Altamirano.

Irineo Pérez Melo.- Por burocracia imperante en dependencias de salud del gobierno estatal, el menor Saúl Fernando Valdés Altamirano, tiene cuatro años luchando contra este problema, pues a pesar de ser candidato para ser incluido en el listado y ser beneficiado con un implante coclear, no se le considera porque tras perder la audición, desarrolló autismo, aseguró su madre Susana Altamirano Balderas.
En conferencia de prensa, dio a conocer que su hijo perdió la audición a consecuencia de una elevada temperatura que sufrió, por lo que hizo pública su situación, porque el gobierno estatal no le brinda el apoyo requerido, debido a que el costo de la operación es superior a los 650 mil pesos.
Explicó que ella labora en una institución educativa privada y sus percepciones no son suficientes para cubrir el costo de este implante, por lo que ha realizado un sinnúmero de actividades para allegarse recursos, con lo cual apenas ha logrado reunir 250 mil pesos.
Recordó que su hizo nació sano, pero por una infección que le elevó la temperatura perdió la audición y a partir de ahí se ha dedicado a buscar el respaldo gubernamental para que se le haga el implante coclear, que es la única forma de que pueda escuchar y desarrollar su lenguaje.
Admitió que antes del padecimiento tenido, él no actuaba como sordo puro, pero que al desarrollar el trastorno del espectro autista comenzó a ser rechazado de cada programa en el que participaba por la doble condición que se le detectó, lo que ha obstaculizado el ser candidato al implante coclear.
Señaló que por el alto costo de esta operación, el gobierno dona ese tipo de implantes a quienes tienen una mejor posibilidad de aprovecharlo y por su doble condición ha sido rechazado.
«Llevamos en lista de espera cuatro años en el CAE; cuatro años que han sido de puro rechazo porque mi hijo no quiere responder a la terapia del lenguaje, pero es muy distinto tener un implante coclear”, abundó.
Mencionó que si bien él no llegaría a hablar, sí escucharía a base de muchas terapias; se pueden lograr casos extraordinarios, conozco varios casos de niños con autismo y de hecho con un autismo severo y hoy en día están comunicándose, expresándose», por lo que preguntó por qué el “gobierno de Veracruz hace este tipo de discriminaciones a niños con una doble condición, porque no es justo”.
Para cualquier apoyo la señora dio su número de teléfono 2282301041 o la página de Facebook «Ayudemos a Fernandito a escuchar», donde se podrá conocer todo el trabajo que ha realizado para tratar de reunir los recursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.