Por pandemia de COVID-19, creció en
un 30% el rezago educativo en Veracruz

• Urge regresar a clases presenciales para abatirlo y reactivar la economía nacional, estatal y local: Hernández Martinez.

Irineo Pérez Melo.- Por la importancia que reviste para el sector económico y educativo, es necesario que todos regresemos a las escuelas de manera presencial, a fin de evitar un mayor rezago académico y reactivar la economía nacional, estatal y local, la cual por la pandemia se encuentra totalmente deteriorada.
Esto aseguró José Arturo Hernández Martínez, secretario general del Sindicato Democrático de Trabajadores de la Educación de Veracruz (SDTEV), quien dijo que el sector educativo es una actividad muy importante para la economía y el retornar a clases presenciales se activaría totalmente.
“Es por eso que estamos invitamos a todos los que, de una manera u otra, trabajan en el sector educativo a regresar a sus planteles educativos tanto del norte, centro y sur del Estado de Veracruz y respaldar a la reactivación económica de la entidad, afectada por la COVID-19”, agregó el dirigente magisterial.
En entrevista, el secretario general del SDTEV destacó que por los efectos de la pandemia del SARS-CoV-2, que obligó al confinamiento por casi 18 meses, el rezago educativo en Veracruz creció en un 30% y es urgente atenderlo para evitar que los niños y jóvenes se atrasen aún más por esta situación.
“Ya hemos tenido varias reuniones con los diferentes funcionarios de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), para analizar el regreso inmediato a las aulas de manera presencial y combatir este rezago. Tenemos que trabajar a marchas forzadas o redoblar esfuerzos para combatir este problema educativo”, refirió.
En ese tenor, planteó la posibilidad de ampliar el ciclo escolar 2021-2022 hasta finales del mes de julio, ya que por lo regular salimos al receso escolar de fin de cursos en la primera semana del mes de junio.
En otro tema, el dirigente sindical dio a conocer que por la pandemia de COVID-19, varios de sus agremiados se endeudaron con las tiendas departamentales, al no estar preparados para ofrecer clases virtuales y tuvieron que solicitar crédito para la adquisición de los equipos de cómputo, teléfonos móviles y paquetes de internet en sus domicilios.
“Ahora, los están pagando cada quincena, ya que éste adeudo no lo tenían contemplando en sus gastos cotidianos y lo tuvieron que hacer. Lo más importante es que nuestros agremiados sí están cumpliendo con su deber de enseñanza para beneficio de sus alumnos”, subrayó por último.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.