Arzobispo de Xalapa invita a los fieles a la conversión a través de actitudes cristianas

• Volver la vista a Dios, cambiar de mentalidad, corregir el camino y renovarse sugiere con el inicio de la Cuaresma a partir del rito de la imposición de la ceniza.

Irineo Pérez Melo.- El Arzobispo de Xalapa Monseñor Jorge Carlos Patrón Wong invitó a la feligresía xalapeña a la conversión a través de actitudes cristianas y por medio de la palabra de Cristo durante la Cuaresma, que inicia el próximo 2 de marzo, con el rito de la imposición de la ceniza.
En un mensaje, titulado Volvamos nuestro corazón a Dios, el jerarca católico se sumó a la invitación hecha por el Papa Francisco en torno al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, conminando a los fieles a unirse todos para suplicar el don de la paz en Ucrania y el mundo. “Necesitamos suplicar y construir la paz entre todos”, resaltó.
Sugirió a que con el inicio de la cuaresma “volver la vista a Dios, cambiar de mentalidad, corregir el camino y renovarse”, y consideró que el miércoles de Ceniza, es un día de ayuno y abstinencia, que son medios muy útiles que nos ayudan en la conversión personal.
El ayuno, señala el mensaje difundido por la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, es signo de solidaridad con lo que no tienen lo necesario para vivir. Con el ayuno uno se solidariza con los que tienen hambre; el ayuno nos lleva a preferir también otro tipo de alimento que también es necesario para vivir que es la palabra de Dios y la Eucaristía.
“Este tipo de ayuno nos libera de ambiciones personales, escogiendo vivir como a Dios le gusta, viviendo en fraternidad. Este tipo de ayuno, refleja una nueva manera de ser y de vivir. Es un ayuno que transforma nuestra persona y nuestro entorno social. La Cuaresma nos debe ayudar a mejorar la sociedad y esto empieza por cada uno de nosotros”, se añade en el documento.
E insiste en su invitación a que en este miércoles de Ceniza, comenzar el periodo cuaresmal con una actitud renovada, dispuestos a escuchar la llamada de Dios a la conversión interior, a experimentar su misericordia y a suplicar el don de la Paz.
Finalmente, dio a conocer que en cada una de las parroquias de la arquidiócesis se ofrecerá el servicio de la imposición de la ceniza, conservando las medidas sanitarias y ofreciendo una logística de movilidad que evite las aglomeraciones. “Que este camino cuaresmal nos conduzca a celebrar juntos con alegría la Pascua de nuestro Señor”, concluye el mensaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.