Baja consumo de frijoles por estigma de ser “comida de pobres”: UNAM

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) observó una baja en el consumo de frijoles en México, impulsada especialmente por el estigma de que son parte de una “dieta de pobres”. Mediante un boletín, la UNAM difundió el estudio encabezado por Amanda Gálvez Mariscal, académica del Posgrado en Ciencias Bioquímicas, quien calificó este estigma como un “gravísimo error” pues las leguminosas son una gran fuente de proteína. Además, Elvira Sandoval Bosch, la coordinadora de la Licenciatura en Ciencia de la Nutrición Humana de la Facultad de Medicina, indicó que al pensar que no somos pobres se cree que no hay necesidad de ingerir leguminosas, lo cual “es muy falso”, ya que estas son clave para una alimentación rica, variada y nutritiva.

Las especialistas observaron que mientras en 1980 la ingesta por persona al año era de 16 kilogramos de frijol, durante el año pasado se tuvo un registro de 9 kilogramos de acuerdo con el Panorama Agroalimentario 2021 de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Las investigadoras recordaron además que las leguminosas son ricas en proteínas bajas en grasas y sin colesterol, y que al combinarlas con cereales se obtiene prácticamente el mismo valor nutrimental de la carne, por lo que no hay que estigmatizar a los frijoles con pensamientos con que son “comida para pobres”, aunque sean alimentos económicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.